Lo que el embarazo me ha cambiado


Ha pasado el umbral de los tres meses de embarazo y ya puedo hablar de cambios, y no cambios físicos sino cambios a nivel emocional. El año pasado asistí regularmente a sesiones de psicoterapia para afrontar de otra manera la infertilidad y fue algo que me ayudó muchísimo a conocerme a mi misma y creo que es algo que ha allanado el camino hasta aquí.

Pero desde el día que me enteré de que estoy embarazada mi actitud hacia las cosas ha cambiado muchísimo y es que ya no soy la misma.
Antes hacía las cosas a un ritmo que era casi estresante, mi día a día iba a contrarreloj como el conejo de Alicia controlando la hora y los minutos y siempre con esa sensación llevar el tiempo pegado al culo. Esto ha sido así tanto en mi vida privada como en lo laboral. Ahora todo es mas pausado, ya no me dejo estresar por nada, las cosas que no tienen importancia no tienen cabida en mi cabeza y lo que antes hacía en 5 minutos ahora tardo mas del doble en hacerlo porque el cuerpo me pide que todo vaya a cámara lenta, a parte del cansancio porque los días que estoy menos cansada y me siento con mas energía todo fluye también mas despacio.

No se si esto es así para cualquier embarazada o es que en mi caso después de llevar tantísimo tiempo deseándolo mi mente se pone en modo protector por miedo a que pueda pasar cualquier cosa.

Hay días en los que me pregunto por qué no me habré cambiado de actitud antes, por qué he tenido que esperar al embarazo para tomarme la vida con mas calma porque me siento muchísimo mejor conmigo misma.

Espero que esto siga así por mucho tiempo porque esta calma me sienta de maravilla.


¡Un saludo y no te vayas sin dejar tu comentario!


            

Comentarios

  1. ¡Hola Verena! Lo primero de todo: ¡¡Enhorabuena por el embarazo!! Que aún no te había dicho nada, qué desastre...
    ¡¡Haces muy bien en tomarte las cosas con calma!! Yo no paré de correr y de hacer cosas hasta casi el final, no sé cómo la criatura no me ha salido hiperactiva jaja
    En cualquier caso: ¡Disfruta mucho de estos meses, que pasan volando!
    Un beso vecina :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola vecina!
      Gracias!!!!!

      La verdad que soy un culo inquieto, necesito estar haciendo siempre algo y mi cabeza siempre piensa en montones de cosas a la vez pero con todo el tema de la tensión alta y el posible riesgo de preeclampsia algo en mi cabeza ha cambiado.

      Espero que vosotros estéis bien :-)
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues ese cambio de actitud seguro que es super bueno para el bebé. A mí los tres primeros meses me coincidieron con el verano y salvo el primero y medio estuve muy relajada, pero llegó septiembre y la espiché, estrés por todos lados. Y ahora que tengo tiempo y estoy de baja, ando estresada pensando en organizarlo todo. Yo creo que no tengo remedio jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me cuesta bajar de ritmo, soy un culo inquieto. Pero desde que me dijeron que mis problemas de tensión y riñones puede llevar a preeclampsia en mi cabeza algo ha cambiado y me tomo la vida mas despacio, aun que sigo siendo puro nervio, lo reconozco, pero hay momentos que yo misma noto que me tomo con muchísima mas calma que antes.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. magnífico cambio de enfoque, que claro que tiene que ver con tu estado, es normal que cambies de forma consciente e inconsciente.. aprovecha esa calma, que verás como luego no volverá.. ¡jajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy raro porque soy culo inquieto, nunca sido capaz de tomarme las cosas con calma y de pronto, desde que estoy embarazada todo ha cambiado de enfoque. Estoy disfrutando de que sea así porque es algo que llevo toda la vida intentando hacer, estoy muy contenta con el cambio.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus comentarios son parte de la vida de este blog.
¡¡Gracias por pasar por aquí!!

Lo + leído

Mi cuarto mes de embarazo

El carro: Mountain Buggy Urban Jungle